Buscar este blog

miércoles, 20 de enero de 2010

Imox

EL CONSEJO DE AUTORIDADES AJQ’IJA’
“KAJI’ IMOX – B’ELEJE’ K’AT” DE IXIMCHÉ, TECPAN GUATEMALA

La práctica de la Espiritualidad Maya se manifiesta desde el inicio de la historia y de la cultura misma, milenios antes de la invasión castellana. Y como base de culturas que permanecen; sigue en vigencia, a pesar de toda la represión que ha significado practicarla. En la época de la invasión castellana y durante el conflicto armado de treinta y seis años fueron sacrificados guías espirituales al realizar sus ceremonias, tratándolos de hechiceros y todo tipo de ignorancias.

Actualmente, en la espiritualidad maya están involucrados activamente los pueblos indígenas y no indígenas, no solo de Guatemala sino del mundo en general pues dicha espiritualidad ha sido otro de los aportes que la cultura maya ha hecho a la humanidad. Sin embargo, a lo largo de la historia del interior de Guatemala, como Pueblo Maya; seguimos siendo excluidos de muchas decisiones; sobre todo en lo referente a nuestra espiritualidad a pesar del Acuerdo de Identidad Derechos de los Pueblos Indígenas, el convenio 169 y otros respaldos jurídicos nacionales e internacionales suscritos por el gobierno de Guatemala.

No se puede negar que como pueblos originarios se nos sigue discriminando en todos los aspectos, sobre todo a los ajq’ija’ – guías espirituales maya en la libre práctica de nuestra espiritualidad y al acceso a nuestros Lugares Sagrados. Pero ya se está haciendo hora en dejar de lamentarnos y empezar buscar el diálogo, los concensos y las soluciones a nuestras demandas que desde hace siglos nos han sido relegadas. Es el momento para dejar de pensar y esperar que la solución venga de otros espacios cuando a lo largo de los más de quinientos años no haya evidencia de mejoras para nosotros. ¡Es el momento de darnos cuenta que han pasado muchos años, que el sol está naciendo de nuevo y la rueda del tiempo está llegando al momento justo para el Pueblo Maya!

Es hora de asumir de una vez el compromiso de retomar la sabiduría de nuestros antepasados. Que las autoridades espirituales, los líderes y las organizaciones del Pueblo Maya debemos hacer valer nuestros derechos, no solo los culturales, sino como ciudadanos guatemaltecos tenemos los mismos derechos a la libertad de culto como otros grupos religiosos, y ante el Estado, como comunidades indígenas podemos establecer nuestra propia forma de organización (Artículo 36 y 58 de la Constitución). Agregando que en el Acuerdo de Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas se establece el derecho del pueblo maya para participar en la conservación y administración de los lugares sagrados.

Si no podemos hacer valer nuestros derechos tampoco podremos contribuir al recibimiento del Nuevo Amanecer si seguimos teniendo una actitud pasiva.

MOTIVO POR EL CUAL SE CONFORMO EL CONSEJO DE AUTORIDADES AJQ’IJA’ DE IXIMCHE'

En el municipio de Tecpán Guatemala, del departamento de Chimaltenango; existe diversidad de centros ceremoniales, ya sea que éstos estén en manos del gobierno o de particulares, pero en todo caso; es patrimonio cultural-ceremonial del pueblo maya. Agregando que otra de las dificultades es que existe discriminación de parte de personas y grupos que ignoran la realidad cultural de Guatemala.

HISTORIA RECIENTE DEL LUGAR SAGRADO IXIMCHE

Los primeros intentos de la reincorporación de la práctica de la espiritualidad maya dentro del espacio de Iximché sucedió durante la guerra interna a través de algunos ajq’ija’ de los alrededores de Tecpán quienes con un poco de temor subían por el barranco a prender algunas velas en el sitio en donde ahora es el espacio oficial de ceremonias. Luego fue la organización MAJAWIL Q’IJ quienes hicieron la primera ceremonia maya en la plaza “A” con motivo de la celebración del Quinto Centenario de Encuentro de Dos Culturas como fue difundido por la iglesia católica. Luego, cuando se hizo el Encuentro Continental de Guías Espirituales Indígenas, promovido por la Señora Rigoberta Menchú, aprovechando así el espacio solamente para eventos coyunturales.

A través del acercamiento y gestión de la señora Lucilda Cuxil y su compañero de hogar (quien ahora nos acompañan con su fuerza espiritual, en el otro lado de la vida), fueron quienes tuvieron acercamiento a las oficinas de la Defensoría Indígena; con la intención de obtener un respaldo del cargo de ajq’ij y k’exelo’m que practicaba en su comunidad y otras áreas. Se le hizo la propuesta de generar un acercamiento con otras personas practicantes de la misma espiritualidad quienes previeran una complicación similar y generar así el respeto a sus derechos, agregando que parte del conflicto que se tiene es la poca fuerza que se posee como grupo de una misma práctica espiritual, y de esa manera se nos sigue dividiendo y discriminado.

Así que luego de reuniones periódicas y generando espacios de discusión y análisis entre los ajq’ija’ en el interior del Lugar Sagrado Iximché se expresan algunas experiencia vividas por cada uno:

 Porque la mayoría de ajq’ija’ son analfabetas, los han discriminado y muchas veces las leyes no los favorecen porque las desconocen.
 Por la falta de conocimiento de la espiritualidad maya, la discriminación hacia los ajq’ija’ viene de indígenas y ladinos por igual.
 Existe resentimiento hacia la espiritualidad maya ya que asesinan y roban a los ajq’ija’ y a las persona que lo acompañan.
 Existen varios organismos del Estado que pide alguna identificación a los ajq’ija’ fuera y dentro de los centros ceremoniales, así como sucede en Iximché.
 Existe muchos prejuicios en las comunidades contra los ajq’ija’, por eso es necesario una identificación.
 Algunos ajq’ija’ dejan mucha basura el espacio donde realizan las ceremonias, son muy prepotentes, amenazan a los trabajadores del centro ceremonial.
 Parte de los beneficios económicos que los turistas dejan, se debe a que ven la práctica de la espiritualidad maya.

Luego de varias reuniones y propuestas se conforma el Consejo de Ajq’ija’ como organización propia de los pueblos indígenas con el objetivo de que los mismos empiecen a priorizar, gestionar e implementar sus propios planes de trabajo relacionado a su práctica espiritual y el cumplimento de sus derechos, tanto colectivos como individuales, se conforma el Consejo de Autoridades Ajq’ija’ “Kaji’ Imox – B’eleje’ K’at” de Iximche’, Tecpán Guatemala, el día 18 de junio de 2005 con los primeros compromisos de: a). Generar un espacio de participación de los ajq’ija’ en el Lugar Sagrado Iximché, b). Un ajq’ij que empiece a guardar la higiene del espacio ceremonial y C). Rescatar el Lugar Sagrado “La Cruz del Cerro.”

PALABRAS FINALES

Queda mucho por trabajar para que las comunidades indígenas puedan obtener el bienestar que todo guatemalteco merece.

Así como el Consejo de Autoridades Ajq’ija’ de Tecpán está contribuyendo con sus granos de maíz para el ansiado Nuevo Amanecer a través de pequeños espacios, todos estamos llamados a aportar nuestro esfuerzo para hacer que nuestra Iximulew sea como alguna vez la construyeron y disfrutaron nuestros antepasados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario