Buscar este blog

miércoles, 20 de enero de 2010

CREADORES DE TESOROS UNIVERSALES Y GUARDIANES DEL PLANETA

En un principio todo lo que existía sobre la faz de América, le pertenecía a los pueblos originarios de Abya Yala; así como su cultura, los bosques, valles praderas, ríos, lagos, barrancas, animales, sus utensilios personales, laborales y ornamentales. Pero en un instante violento, el invasor se adueñó de todo lo que pudo.

Inicialmente despojaron a la población de todos sus ornamentos preciosos. Habiéndose terminado estos, procedieron con el repartimiento de las tierras. El invasor sin derecho repartió tierras que nunca antes le habían pertenecido.

Esta situación empujo a la población a ubicarse en los terrenos boscosos, inhóspitos e improductivos, alejados de los nuevos centros urbanos hechos por los invasores. Pero dado al hecho de que todo lo que poseen los pueblos originarios se ha convertido en un bien codiciado; en la actualidad se ha descubierto que los peores terrenos (cerros) que fueron forzados a habitar, cuentan con yacimientos de minerales y metales preciosos. Y de nuevo ese hecho ha puesto de manifiesto la ambición de unos pocos para enriquecerse, sin importar el deterioro ambiental que tal actitud depredadora genera. Inicialmente en el área explotada, pero luego repercute en todos los recursos naturales, haciéndose evidente que nunca terminará la persecución legal e ilegal de los pueblos originarios, pues a costa de unos cuantos centavos se les obliga a que vendan sus terrenos con tal de obtener los minerales preciosos que en ellos existen.

Los pueblos originarios estamos asentados en las tierras que por correspondencia milenaria nos pertenece. No estamos de acuerdo con el despojo de nuestras tierras y cómo se continúa con la destrucción y el saqueo de la Madre Naturaleza, pues eso traerá consecuencias negativas para todos.

No contentos los invasores con haber obligado a la población originaria a habitar montañas y laderas, ahora que reconocieron que el oxigeno y el agua que producen los árboles es un tesoro, exigen a quienes han mantenido el ecosistema en equilibrio a que cuiden los árboles y no los corten sin haberse comprometido en sembrar otros. Se nos prohíbe a que los utilicemos para nuestra supervivencia mientras que las grandes empresas madereras están haciendo estragos en donde los recursos naturales están siendo controlados en las supuestas “áreas protegidas”,

y las condiciones que se les imponen no son nada comparados a los que no tienen recurso económico alguno. Eso significa que la protección de áreas es para que las comunidades indígenas no puedan tener acceso a ellas, a las tierras que han sido comunales desde tiempos ancestrales.

El problema de la contaminación del ambiente es un tema que debe de interesar a toda la humanidad. Y en tal sentido debe de haber un programa de sensibilización sobre este hecho y entender que de seguirse degradando el ambiente la vida del ser humano se aproxima cada vez más al colapso.

Los bosques son el medio por excelencia de donde la humanidad y todos los seres vivos obtenemos el oxigeno, por tal razón es necesario que todos los habitantes de las comunidades, poblados, ciudades, etc., iniciemos un proceso de concientización real y consecuente sobre este echo.

Las políticas nacionales e internacionales están apostando a la conservación del ambiente y de los bosques. Esto es muy importante, lo único es que en muchos casos asumen políticas unilaterales y No toman en cuenta la forma particular de vida de los pueblos originarios de todos los lugares. Históricamente a los pueblos originarios de América se les ha marginado de diversas formas y este es otro medio por el cual se le ahoga más en la miseria.

En parte, la conservación del ambiente se ha convertido en una emergencia mundial y por tal razón nuevamente el hombre originario, por seguir –siendo el dueño del último tesoro descubierto-, se le controla y se le castiga si utiliza uno o varios árboles. Pero, ¿porque las políticas ambientales exigen la protección de los bosques a los que menos contaminan y destruyen el medioambiente mientras a los que destruyen hectáreas enteras no los condicionan para nada?

Para la preservación del planeta no solo al pueblo originario se le debe de exigir que cuide los bosques y el medioambiente en general sino todos debemos de ser guardianes del planeta.

Por lo tanto las políticas conservacionistas deben de ser consensuadas y vinculadas para que se respeten la forma de vida de cada pueblo y persona para garantizar su desarrollo humano, para que podamos hablar de un Desarrollo Sostenible.

Los espacios de reinvidicación a los derechos de los pueblos originarios deben de provenir desde las mismas comunidades para que las propuestas sean de acuerdo al modo de vida de cada comunidad en relación al uso adecuado de sus recursos naturales.

El problema de la contaminación es un tema que le debe preocupar a la humanidad y no es justo que a la población que contamina menos se le exija que retribuya mas oxigeno al planeta.

José Alfredo Ajcet Ajquijay, Kaq

No hay comentarios:

Publicar un comentario